Vacunas… ¡ ni siquiera da miedo!

¿Cómo evitar un error médico?

Para empezar, siempre pensar en todas las posibilidades, todos los escenarios…. Y cuando eso no es suficiente, un gran golpe de suerte.

Hoy, pequeña sesión de vacunación contra la gripe estacional (no vamos a hablar de la H1N1 prometida!).

-Hola Señor ¿cómo estás?

-bien doctor, en muy buena forma.

-así que nos vacunamos contra la gripe hoy, eso es correcto.

-sí doctor, aquí está mi vacuna.

-ningún problema o acontecimiento particular en los últimos días? ¿No hay fiebre, escalofríos o un poco de frío?

-no, no doctor, todo está bien, nada especial.

-bueno, pase aquí, quítese la camisa.

Abro la caja de vacunas, preparo mi equipo, tomo la jeringa y me preparo para picar cuando…

-por cierto doctor, ¿me puede decir si tengo otras vacunas que hacer?

-¡ sí, vamos a ver!

Examen del folleto internacional de inmunización……..

-UH, es un error o hiciste la vacuna contra la fiebre amarilla hace sólo tres días?????

-sí, me voy a África a finales de diciembre, así que anticipar!

Piernas un poco blandas, la mirada fija en el instrumento del agravio (la jeringa de la vacuna) luego sobre el cómplice (el paciente), declaro con mi legendaria calma:

¡Bien! Así que no voy a vacunarlos hoy porque hay un desajuste entre la vacuna contra la gripe y la fiebre amarilla. Tendremos que volver en dos semanas.

-bueno, tuvimos suerte de haberte pedido que revisaras mis vacunas!!!

Sí, eso es. de suerte….

Deja un comentario

tristique fringilla leo mattis accumsan adipiscing nec consectetur ut id venenatis,